Imagen de archivo

Los Defensores Oficiales Penales Edgardo Martínez y Jorge Colque interpusieron el lunes pasado ante la Sala II del Tribunal de Juicios de Metán, a cargo de la Dra. Carolina Poma Salvadores, un Hábeas Corpus colectivo y correctivo en representación del colectivo de personas privadas de la libertad en la Unidad Carcelaria 2 de Metán, y en las comisarías dependientes de la Unidad Regional 3 de la Policía de la Provincia.
En la presentación señalaron la necesidad de tomar medidas urgentes y excepcionales, dando prioridad al derecho a la salud y la vida de las personas en contexto de encierro, en especial a la población considerada de mayor riesgo ya que se encuentran en real e innegable riesgo de vida al haberse confirmado casos positivos de COVID-19 entre la población penal y el personal penitenciario. Solicitaron en consecuencia, el cese del agravamiento ilegítimo de las condiciones de detención de sus defendidos.
La acción se enmarca en el lineamiento de medidas adoptadas por la Defensoría General de la Provincia desde Marzo pasado a través de distintos Habeas Corpus y la creación de mesas de coordinación dirigidas a profundizar el trabajo de monitoreo y revisión de las medidas de prevención adoptadas con el aporte de soluciones superadoras, a fines de minimizar cualquier posibilidad de contagio por COVID-19 dentro de la institución carcelaria; bajo el control y colaboración de las autoridades epidemiológicas de la Provincia.