Esta mañana el Defensor General de la Provincia Dr. Pedro García Castiella recibió al Director del Inadi Salta Gustavo Farqhuarson junto a la Sra. Natalia Soraire y Sra. Natalia Barés, integrantes de la Unión de Inquilinos de Salta a raíz de la  preocupación manifestada frente a la ola de desalojos que podrían ocurrir a partir del 30 de setiembre, fecha en que perderá vigencia el Decreto 320 que establece el congelamiento de los alquileres y la suspensión de los desalojos en todo el territorio nacional.
En este sentido se hizo  hincapié en la difícil situación económica por la que atraviesan sobretodo las personas que ya se encontraban en situación de vulnerabilidad y  que se vió agravada durante la cuarentena obligatoria.
“El déficit habitacional es una realidad nacional que no escapa a nuestra provincia por lo que debemos redoblar esfuerzos ante esta situación complicada que se podría presentar en un tiempo no muy lejano” sostuvo García Castiella.