La señora,  que contó con la defensa jurídica de la Dra. Julia Gómez Saravia y la Secretaria Letrada Gabriela Mendez, correspondientes a la Defensoría Civil Nro 3, inició la demanda tras un empeoramiento de sus condiciones de vida luego de la ruptura matrimonial.

Teniendo en cuenta que la señora percibe una pensión no contributiva de $9.000, tiene bajo su responsabilidad la crianza de su hija menor de edad y la manutención del hijo mayor que estudia afuera de la provincia, no cuenta con un trabajo estable, y no puede ejercer su profesión, es que la Dra. Gomez Saravia logró la sentencia en favor de la demandante.

El juzgado dispuso hacer lugar a la demanda, y en su mérito, el condenado debe pasarle a su ex mujer el 10% del salario que percibe en blanco (en una empresa privada), más la obra social, excluyendo los descuentos obligados por la ley. Todo esto durante el plazo de once años, hasta que la mujer pueda acceder a una jubilación como ama de casa.