CENTRO COMUNITARIO DE MEDIACIÓN DEL MINISTERIO PÚBLICO DE LA DEFENSA |

VÍAS ALTERNATIVAS DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS |

La Mediación es un sistema de negociación asistida mediante el cual las partes involucradas en un conflicto intentan resolverlo por sí mismas con la ayuda de un tercero, el mediador, debidamente capacitado e imparcial, que actúa como facilitador y conductor de la comunicación.

Los interesados asumen su protagonismo en la búsqueda de alternativas y posibles soluciones que le permitan llegar a un acuerdo teniendo en cuenta sus necesidades y posibilidades y controlan por sí mismos el proceso que es esencialmente voluntario y confidencial y cuyo desarrollo es rápido e informal.

La decisión a la que eventualmente arriban las partes y que constituye el acuerdo es elaborada por ellas mismas y no por un tercer.

El proceso de Mediación Comunitaria es esencialmente gratuito.

Por su parte, la Mediación Comunitaria acerca a la sociedad una actividad colectiva que previene o facilita la solución de una amplia variedad de problemas que se presentan en los diferentes barrios y localidades. De esta manera se contribuye a lograr una mayor satisfacción de las necesidades que se presentan cotidianamente en la vida comunitaria y se avanza hacia la madurez de nuestra sociedad.

El objetivo principal es resolver conflictos comunitarios mediante la aplicación de técnicas alternativas no adversariales. Se desarrolla mediante la intervención de mediadores comunitarios capacitados en las mencionadas técnicas, quienes a través de un procedimiento fácil de comprensión y libre de costos para los interesados, se promueve la búsqueda de soluciones para una amplia variedad de problemas que puedan presentarse.

Durante el desarrollo del procedimiento se persigue la concreción de metas específicas como son:

*Preservar vínculos interpersonales
*Fortalecer una comunicación eficaz
*Desarrollar la capacidad de escucha activa y la imparcialidad del tercero que actúa como mediador
*Detectar los aspectos subyacentes del conflicto
*Comprender los intereses de los vecinos involucrados
*Impulsar la creación de opciones diversas para la solución del problema

La utilización de la Mediación Comunitaria como metodología alternativa de resolución de conflictos, fomenta la construcción de redes informales que fortalecen el tejido social, habida cuenta que sus actores principales son justamente representantes de la propia comunidad en donde se producen las diferencias, contando con la confianza y legitimación de sus pares.

El uso de procedimientos no rígidos, la rapidez y la inmediatez para enfrentar las situaciones de conflicto y la gratuidad del sistema son elementos positivos que aliviarán y descomprimirán la afluencia de casos hacia el servicio de justicia por un lado y por otro acercará soluciones a la sociedad en su conjunto.

Resulta sumamente importante fomentar en el ámbito comunitario el desarrollo de medios alternativos de resolución de disputas, en especial la mediación, como herramienta de pacificación capaz de impulsar acciones que colaboren en la formación de relaciones sociales basadas en valores de armonía y convivencia pacífica.