Hedgar Sabino Almirón, abuelo paterno de los 3 menores de la pareja y quien ejerce la guarda provisoria de los mismos se constituyó como actor civil, en su condición de víctima representante de los niños, en la causa penal que se sigue a Elvio Rolando Aguirre y Abel Monico Córdoba, funcionarios públicos dependientes del Estado Provincial, a los fines de reclamar el resarcimiento por Daños y Perjuicios derivados de Delito: daño moral, psicológico, pérdida de chance debido a la omisión del deber de seguridad, custodia y funciones a cargo de los mismos que se plantea como la causa fuente del femicidio de la madre de los menores. La medida se establece a instancias de la Defensoría Oficial Civil Nº 6 a cargo de la Defensora subrogante Dra. Patricia Olivia Pilco Leal.

El violento femicidio ocurrió el 24 de diciembre de 2019 durante la madrugada en el Barrio Los Paraísos de la localidad de Cerrillos. La víctima fue identificada como Liliana del Valle Flores, de 25 años, quien había denunciado a Edgar Exequiel Almirón, de 31 años, su ex pareja que trabajaba en Rosario de Lerma en la fuerza policial.

La denuncia contra Almirón era por el pago de la cuota alimentaria que se negaba a cumplir. Durante la madrugada del 24 se presentó en la casa de la mujer, la amenazó, discutió y la agredió. Por ese motivo la mujer logró denunciarlo por violencia de género y en ese momento se dispuso una consigna policial en su casa para evitar algún ataque pero el hombre regresó horas después y la asesinó en presencia de sus hijos. La fiscalía planteó que Elvio Rolando Aguirre el hombre encargado de custodiar la vivienda estaba hablando por teléfono con una mujer, cuando el asesino ingresó a la vivienda y mató a Liliana del Valle Flores.

El entonces policía violó la perimetral que pesaba sobre él, asesinó a su ex pareja, luego se quitó la vida y dejó huérfanos a tres niños, de 5, 3 y 2 años.

La medida de resarcimiento por Daños y Perjuicios se promueve en contra de los 2 funcionarios públicos imputados y emerge de la actitud omisiva de las funciones a cargo de los mismos y el ocultamiento de tal conducta, que guarda relación de causalidad adecuada con la muerte de la madre de los 3 niños, herederos forzosos de la víctima.