DEFENSORÍA GENERAL

8 / 3 / 2020

García Castiella: "Cintia Fernández tiene que ser ícono de la guerra que tenemos que declararle a la violencia"


El Defensor General de la provincia, Pedro García Castiella, fue uno de los cuatro oradores durante el acto de imposición del nombre "Cintia Vanesa Fernández" al edificio del Cuerpo de Investigaciones Fiscales. Dijo que "Cintia Vanesa, su tragedia y su horrible padecimiento no tienen que ser en vano, sino que tienen que trascender en la conciencia, en el pensamiento y en futuras políticas públicas", en referencia al homicidio de la joven de 27 años, ocurrido el 3 de mayo de 2.011 y condenado finalmente el año pasado, más de 8 años después.


El recientemente designado Defensor General de la provincia, Pedro García Castiella, ejerció durante los últimos 27 años la profesión de abogado en el ámbito privado y, en razón de ese ejercicio, representó como querella a Ana Fernández, la madre de Cintia Fernández, en la causa que logró la condena del homicida de la joven el año pasado.


Agradeció primeramente al Comité de Evaluación de Femicidios, Transfemicidios y Violencia de Género del Ministerio Público Fiscal, por haberlo honrado proponiéndolo para representar al órgano en la ceremonia como orador, durante el acto de imposición del nombre "Cintia Vanesa Fernández" al Edificio del Cuerpo de Investigaciones Fiscales que se programó para la mañana de hoy, en la misma jornada en la que se conmemora el "Día Internacional de la Mujer".


Entre otras cosas, durante su alocución, García Castiella señaló que la designación como orador lo enfrentó ante el dilema de referirse hoy "a la tragedia de Cintia o a la lucha de Ana".


"Pero ambas cuestiones son inescindibles", dijo.


Por un lado, "la tragedia y el horrible padecimiento de Cintia Vanesa no tienen que ser en vano, pues tienen que trascender en la conciencia, en el pensamiento y en futuras políticas públicas, porque la muerte de Cintia tiene que ser un ícono de la guerra que tenemos que declararle a la violencia de género y a los femicidios y que cachetean a la sociedad en su conjunto", reflexionó el Defensor General.


Y, por el otro lado, "la figura de Ana, la mamá de Cintia, se enaltece hasta no tener techo en esta lucha, pues es una mujer que se llevó puesto a todo un sistema hasta lograr justicia y conseguir condena; emprendiendo una lucha con la fuerza y la tenacidad que yo jamás vi en un ser humano", definió García Castiella quien, además, señaló que "la muerte de Cintia golpeó en el lado más violento y destructivo que puede hacerlo el femicidio y puso blanco sobre negro en relación a la violencia de género, sumado al contexto de una fuerza policial de aquellos tiempos o de un sector de ella, tristemente recordada, perversa, indiferente y encubridora; tal y como se demostró en varios tramos del proceso".


Ya sobre el final, el Defensor General afirmó que, con la vista puesta en los hechos de violencia y los femicidios que se cometen en nuestra provincia, es su anhelo "inaugurar una nueva ética que vaya más allá del mero cumplimiento formal y lograr una ética del compromiso con la respuesta; pues de poco sirven los números fríos, las estadísticas de calidad, si no se alcanzan las respuestas que la sociedad y las víctimas aún esperan de nosotros".


"El otro día, el gobernador de la provincia, Gustavo Sáenz, citó durante el acto por la Apertura del Año Judicial 2.020, su compromiso por lograr una Salta para todos. A lo que yo agregaría de mi parte el anhelo de lograr una justicia para todos. Ratificando mi compromiso por priorizar la atención del derecho de las víctimas a la verdad y la justicia. Y ese es uno de los primeros y fundamentales actos en los que ojalá pueda trascender la memoria de Cintia Fernández", apuntó.


Finalmente, García Castiella reconoció la "brillante idea" del Procurador General, Abel Cornejo, de imposición de nombre "Cintia Vanesa Fernández" al edificio del Cuerpo de Investigaciones Fiscales. "Un gesto para resaltar del día de hoy es que el Procurador fue el primero en pedir perdón en nombre del Estado a Ana Fernández", resaltó.


Destacó también la labor del Tribunal de Juicio que condenó al homicida de la joven; el trabajo del fiscal que intervino en la causa y de otros miembros del CIF y la apoyo en la querella del equipo de Acompañamiento a Víctimas del Ministerio de Gobierno y Justicia.


Los otros oradores fueron la directora del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, Luján Sodero; la madre de Cintia Fernández, Ana Fernández; y el Procurador General de la provincia, Abel Cornejo.


Participó del acto la presidenta del Colegio de Gobierno del Ministerio Público y actual Asesora General de Incapaces, Mirta Lapad.


Asistieron y acompañaron el evento ministros y funcionarios del Poder Ejecutivo; jueces, fiscales, representantes de asociaciones civiles, y familiares de víctimas de crímenes.