TARTAGAL

9 / 12 / 2019

Joven adicto que amenazó a su padre con un arma evitará proceso penal si supera tratamiento


El chico fue asistido por el Ministerio Público de la Defensa, en Tartagal. Durante las primeras entrevistas se detectó que existían desavenencias familiares de larga data, aunque también voluntad para superarlas. En mediación se acordó que el muchacho se rehabilitará durante un año y que, en caso de superar el tratamiento, evitará el proceso penal.


La Defensora Oficial Penal N° 3 de Tartagal, María Lorena Babicz, logró que un joven adicto se comprometa a realizar un tratamiento para revertir su condición de salud y evitar así el proceso penal que debería afrontar tras haber amenazado con un arma a su padre.


Es que, durante las primeras entrevistas se detectó que el estallido de violencia era producto no de una situación puntual en sí, sino de una serie de desavenencias familiares que impulsaron al joven a presentarse estando fuera de sí en la casa de su progenitor y a amenazarlo empuñando un arma.


Ante esta situación, el hombre denunció penalmente a su propio hijo; aunque luego –durante el proceso de mediación- se comprometió a pagar por su tratamiento de desintoxicación y a acompañarlo afectivamente mientras el chico se recupera.


El joven se encontraba alojado en la comisaría local, pero gracias al acuerdo con su padre quedó en libertad para poder marcharse hasta el centro de rehabilitación en el que se desintoxicará. Hasta allí fue acompañado por un efectivo policial, pues la fuerza se comprometió a brindar colaboración para que el chico no viajase solo.


El hecho ocurrió el 6 de octubre pasado, el acuerdo de mediación se firmó el 25 de ese mismo mes y, los primeros días de noviembre, el joven se marchó al lugar en el que permanecerá internado durante 1 año.


A su vez, el Servicio de Psicología del Ministerio Público de la Defensa brindó contención y asesoramiento a la familia del muchacho para que pudieran comprender que el proceso de recuperación requiere de la participación y el compromiso afectivo de todos.