DEFENSORÍA CIVIL N° 2

21 / 10 / 2019

Femicidio: Se resolvió la tutela de 2 niños huérfanos de madre y abandonados por su padre


El Ministerio Público de la Defensa logró que 2 menores de edad quedaran formalmente a cargo de su tía materna. La tutela tiene la finalidad de brindar protección a la persona y a los bienes del menor de edad hasta tanto alcance la plenitud de su capacidad civil y cuando otra persona no estuviere ejerciendo la responsabilidad parental.


Dos niños menores de edad se encuentran ya formalmente bajo la tutela de su tía materna, luego de que la madre de ambos fuera asesinada por un femicida. El padre de los pequeños los había abandonado antes de que la progenitora muriera y no mostró interés luego de que estos quedaran huérfanos.


La representación jurídica de la ahora tutora fue asumida por la Defensora Oficial Civil N° 2, Zulema Guerrero, quien en su demanda planteó la situación de extrema vulnerabilidad en la que quedaron la niña y el niño tras el femicidio de su mamá.


Según consta en el expediente, la tía materna de los menores se crió en un hogar de acogida durante su niñez. Allí fue enviada junto a sus hermanos –incluida la madre de los pequeños- luego de que sus vecinos denunciaran a sus padres por falta de atención y alimentación.


Sin embargo, ella dejó la institución para convivir con su actual pareja, con quien conformó una familia sólida constituida por ellos y sus dos hijos.


Sus hermanos y hermanas no corrieron la misma suerte. La progenitora de sus sobrinos fue madre siendo muy joven y por esta razón los dos niños fueron criados por sus abuelos en su más tierna infancia.


Al morir la abuela materna, la madre de los chiquitos buscó colaboración del progenitor de ambos quien se excusó aduciendo que su oficio de camionero le impedía ocuparse de sus hijos. Fue entonces que los dos fueron acogidos por la tía que ahora es su tutora.


En los informes contenidos en el expediente judicial, consta que la mujer fue excelentemente valorada en su rol de responsable de sus sobrinos. De todas las personas consultadas, se destaca la opinión de las maestras de los niños y de los vecinos de la zona en la que actualmente viven.


“La señora y su pareja participan de todas las reuniones de padres y colaboran activamente con la institución educativa. Acompañan personalmente a los niños al ingreso y a la salida de la escuela. Aprovechan ese momento para consultar sobre el desempeño de sus sobrinos en el aula. Los chicos concurren a la escuela con ropa adecuada para su edad, con signos visibles de aseo general y bien alimentados”, señaló el personal educativo.


Los vecinos también relataron que “a los menores los suelen ver siempre limpios y acompañados de su tía”.  


Con estos y otros elementos, los jueces fallaron en favor de la solicitud de la defensora Guerrero y finalmente otorgaron la tutela de ambos niños a su tía materna quien ahora podrá ejercer la responsabilidad parental absoluta de los chiquitos.