DEFENSORÍA CIVIL N° 2

9 / 5 / 2019
Con el padre preso y la madre en situación de calle, una niña quedó al cuidado de su abuela


La Defensora Oficial Civil N° 2, Zulema Guerrero, accionó en favor de una mujer que solicitaba la guarda provisoria de su nieta menor de edad en razón de que el padre de la niña se encuentra preso y su madre en situación de calle y adicción. La cría desde los 3 meses de edad y ahora podrá recibir beneficios sociales que ayudarán a su manutención.


La abuela de una niña de corta edad recurrió a la Defensora Oficial Civil N° 2, Zulema Guerrero, a los fines de tramitar la guarda provisoria de su nieta, quien se encontraba en situación de extrema vulnerabilidad con su padre preso y su madre ausente.


A partir del pedido de la abogada Guerrero, la Justicia ordenó varias medidas antes de tomar finalmente una decisión acorde a la situación planteada.


Por un lado, llamó a audiencia al padre de la niña quien compareció por ante el Juzgado de Personas y Familia de 1era. Instancia 6ta. Nominación, a cargo del Dr. Daniel Canavoso, en donde ratificó ser el progenitor de la menor y se manifestó a favor que de su hija quedara al cuidado de su madre y de cederle a esta última, una vez obtenida la guarda judicial, el derecho a percibir beneficios sociales que ayuden a su manutención.


Por otro lado, citó en reiteradas oportunidades a la madre de la chiquita quien jamás se presentó ante la Justicia. Ella a su vez es madre de 5 menores más. Todos ellos se encuentran al cuidado de terceros. La mujer vive en situación de calle y tanto su familia como sus vecinos manifestaron que es víctima de adicciones que la mantienen en la marginalidad.


Además, y por supuesto, se ordenó la realización de un amplio informe social a través del cual se determinó fehacientemente que los progenitores de la niña habían delegado totalmente las funciones de cuidado de su hija en la abuela paterna quien, por su parte, le prodigó siempre una atención esmerada y acompañamiento en su desarrollo y bienestar integral.


Al respecto, la Defensora General de la provincia, María Inés Diez, destacó la actuación judicial y manifestó que “una vez más la Justicia ha evaluado la situación general, privilegiando el interés superior de la menor”.