DEFENSORÍA CIVIL N° 2

7 / 5 / 2019
Con estudio de ADN probaron su paternidad y ahora deberá reconocer a su hijo adolescente


El trámite de filiación se llevó adelante desde la Defensoría Oficial Civil N° 2, a cargo de la abogada Zulema Guerrero. La demanda fue iniciada por la madre de un adolescente que ya tenía una hija en común con el mismo hombre.


Finalmente, un hombre deberá reconocer a un adolescente como su propio hijo luego de prestarse a un análisis de ADN que arrojó como resultado que la probabilidad del vínculo es superior al 99,9%.


En nombre del adolescente accionó su madre, quien manifestó que su ex pareja había reconocido a la primera hija que tuvieron en común, pero no al segundo a pesar de haber convivido con ellos por escaso tiempo mientras el niño era aún un bebé.


Dijo la mujer que ella consideraba que su hijo tenía derecho a tener un padre, a llevar su apellido y a gozar tanto del apoyo material como espiritual de su progenitor.


Por su parte, el hombre negó haber convivido con la mujer y ambos niños y haberlos abandonado luego; aunque sí se prestó a la prueba de ADN que finalmente permitió constatar con absoluto grado de certeza que el chico era efectivamente hijo suyo.